Gasolina 95 o gasolina 98, esa es la cuestión

Más caro no siempre implica mejor. Esto es lo que sucede con la gasolina. Nos planteamos cuál es la diferencia entre la gasolina de 95 y la de 98 octanos y cuál debemos usar.

Atribuimos el precio a una calidad superior y que, por ende, cuidará mejor el motor de nuestro coche.

Momentos de cambio

La Unión Europea fijó el año 2002 como el último en el que la gasolina con plomo estaría presente en nuestras gasolineras. No obstante, no desapareció por completo de las estaciones de servicio españolas hasta 2005.

Desde entonces solo es posible optar por gasolina 95 o gasolina 98, ambas sin plomo.

Entre los tipos de gasolina, ¿cuál es mejor?

La diferencia radica en el octanaje de cada una. Cuanto mayor sea el octanaje, más presión y temperatura podrá soportar el combustible una vez mezclado con el aire. Es decir, a mayor octanaje, mejor rendimiento (en teoría).

El proceso de refinamiento de la gasolina 98 es más completo. Recibe un mejor tratamiento a nivel químico, con un contenido más bajo de azufre o con aditivos que a largo plazo tratan mejor el sistema de inyección, el motor...

Pero esto no es todo. Aunque a priori la de 98 octanos ofrezca mejores índices de rendimiento y protección del vehículo, no todos los coches están preparados para aprovechar esas virtudes.

Entonces, ¿cómo decido?

Gasolina 98 o 95 octanos

A veces tenemos dudas entre repostar con gasolina de 95 o de 98 octanos. La de 98 octanos es la mejor opción si tenemos un coche de gran cilindrada, como los deportivos. No obstante, para coches de gasolina con menor potencia de motor, puede usarse la gasolina de 95 octanos.

Además, habría que tener en cuenta el uso que se hará del vehículo para elegir el tipo de coche más apropiado.