Ciclistas en la carretera

Por estas fechas es frecuente encontrarnos con ciclistas en la carretera. Con el buen tiempo a muchos nos apetece hacer algo de ejercicio solos o en grupo. También hay equipos que salen a entrenar en grupo, como Punta Galea Txirrindulari Elkartea. En cualquiera de estos casos, debemos seguir unas indicaciones para que el paseo sea agradable y seguro para todos.

Cómo circular cuando hay ciclistas en la carretera

Debemos ser conscientes de algo: la carretera también debemos compartir el espacio con otras personas. Unas veces estaremos detrás de un volante. Otras, a los mandos de una moto. En otras ocasiones, pedaleando. En cualquiera de esos escenarios, tenemos que respetar las normas de circulación.

Por ello, me parece necesario recordar lo que cada parte debe cumplir cuando circula.

El papel del ciclista

Ciclistas en la carretera Punta Galea Txirrindulari Elkartea

El casco tiene que ser como una parte más de nosotros cuando vamos en bici. Al margen de que su uso sea siempre obligatorio para menores de 16 años y para los adultos en vías interurbanas, hay que recordar que no es por capricho. Incluso en caídas leves podemos hacernos daño si vamos con la cabeza descubierta.

Como hacemos con nuestro coche antes de iniciar un viaje, debemos revisar que la presión de las ruedas sea la correcta. Al estar deshinchadas la adherencia se ve reducida y podemos sufrir algún percance perfectamente evitable.

Los ciclistas tenemos que respetar siempre las normas de circulación. A veces parece que la libertad que da montar sobre dos ruedas y pedalear nos libera de respetar las señales de tráfico. ¿Cuántos ciclistas se detienen en los semáforos? Dentro de la ciudad resulta más cómodo y rápido desplazarse en bici para distancias cortas y medias. Además, es más sencillo encontrar aparcamiento para ella que estacionar nuestro coche.

Señalizar con antelación dejará margen a quienes circulen a nuestro alrededor para ajustar su velocidad y facilitar nuestra maniobra en la medida de lo posible. Al fin y al cabo, la calzada es un lugar compartido y debemos mantener una comunicación fluida con el entorno. 

La normativa actual permite la circulación en paralelo, en columnas de dos ciclistas como máximo. esto siempre que las condiciones de tráfico sean favorables. Si hubiese tráfico denso, o poca visibilidad, por ejemplo, deberemos circular de uno en uno. En todo caso, habrá que ir lo más cerca posible del borde derecho, sin poner en riesgo nuestra seguridad.

Queda completamente prohibido usar auriculares y el móvil. Estos dispositivos pueden hacer que nuestro equilibrio sobre la bicicleta disminuya y reducen considerablemente nuestra atención. 

No debería ser necesario recordar que no debemos consumir alcohol si vamos a ir en bici

El papel del conductor

Paciencia. Puede parecer una recomendación demasiado simple, pero es fundamental. Los ciclistas tienen su ritmo y no debemos atosigarlos ni ponernos nerviosos porque vayan "muy despacio".

Recordemos que si vamos a adelantar a alguien que va en bicicleta, tenemos que dejar una distancia lateral mínima de 1,5 metros. De otro modo, podríamos provocar que se cayese.

Volvamos al apartado de la paciencia. Solo debemos usar el claxon en situaciones estrictamente necesarias. Su sonido podría asustar al ciclista y hacer que sufra un accidente.

Los ciclistas tienen prioridad de paso. Si los ciclistas circulan por un carril bici, por un paso para ciclistas, o por arcén debidamente señalizado tienen preferencia. También si vamos a girar a la derecha o a la izquierda para entrar en otra vía y el ciclista está cerca o si circulan en grupo y el primero ha iniciado el cruce o ha entrado en una glorieta.

 

Estoy seguro de que si todos respetamos las normas y aplicamos el sentido común disfrutaremos más de la carretera.